• La muestra se realizó sobre una base de 1.000 personas de diferentes zonas de Chile.
  • Un 80% sostiene que las conversaciones entre empresarios y sus trabajadores son insuficientes para hacer un Chile mejor, pero un 61% calificó como suficiente el diálogo que existe entre profesores y alumnos.

Santiago, octubre 2019. En tiempos de polarizaciones y desencuentros, Las Majadas de Pirque y Cadem le preguntaron a los chilenos qué tanto valor le dan a las conversaciones profundas como vía de construcción de valor social.

¿Somos buenos conversadores? ¿De qué conversamos, con quiénes y qué calidad de conversaciones tenemos?, fueron algunas de las preguntas que hicieron en un encuesta realizada a una base de mil personas, hombres y mujeres mayores de 18 años, residentes en distintas zonas de Chile, entre el 14 y 15 de octubre recién pasado.

De acuerdo a los resultados, un 71% de la muestra se califica como bueno para conversar, sin embargo, al preguntar si son suficientes las conversaciones que permiten hacer de Chile un país mejor, solo profesores y alumnos tendrían conversaciones suficientes (61%). Un 52% sostiene que el diálogo entre padres e hijos es insuficiente, y el porcentaje asciende a un 80% entre empresarios y sus trabajadores, y a un 84% entre el Gobierno y la oposición.

En la encuesta, mantener conversaciones profundas de forma frecuente sobre temas de interés fue considerada para un 84% de la muestra como una necesidad para su felicidad. 

Los empresarios y los políticos tenemos que mejorar la empatía, la capacidad de comunicarnos con nuestro entorno. Esto es lo que la sociedad requiere”, manifestó Pablo Bosch, presidente directorio Las Majadas.

En promedio, hombres y mujeres tienen 9,4 conversaciones de este tipo en la semana. No obstante, las mujeres lideran el ranking con 11,6 conversaciones semanales en promedio, versus 7,3 de los hombres. Así también, el segmento entre los 18 y 34 años de edad está en primer lugar de la lista con 10,8 conversaciones en promedio a la semana.

Respecto de con quiénes conversamos, la lista está encabezada por las parejas y/o esposos (22%). Le siguen los amigos (21%), hijos (15%) y padres (12%).

La familia tiene un lugar preponderante en las relaciones de los chilenos. Eso queda claro en todas las encuestas. Por lo mismo, no es de extrañar que sea en el seno de la familia que se da la mayor cantidad de interacciones de este tipo”, manifiesta Roberto Izikson, Gerente Asuntos Públicos de Cadem.

En cuanto a los temas, los hijos y la familia alcanzan un 50% de la atención. Luego destaca la política y actualidad (45%) y el trabajo y plata (38%). Sin embargo, se observan diferencias según el sexo y la edad. Para las mujeres, los temas más frecuentes en sus conversaciones son los hijos y la familia (60%) y sus sentimientos (42%); mientras para los hombres, la política y actualidad (54%), y el trabajo y la plata (41%) son los más recurrentes. Asimismo, mientras para los jóvenes entre 18 y 34 años el tema principal tiene relación con sus sentimientos, para las personas entre 35 y 54 años el foco está en la familia y los hijos; y para los mayores de 55 años son los temas de política y actualidad.

Cabe destacar, que el 85% de la muestra sostuvo que las conversaciones profundas las realiza en persona. “Esto es clave: la mejor forma de lograr una comunicación que genere valor social es la relación persona a persona”, afirma Carolina Muñoz, gerente de Las Majadas de Pirque.

En tanto, un 10% afirmó que utiliza WhatsApp, un 4% sostuvo conversar a través del teléfono, y solo un 1% afirmó usar otras redes sociales. Y para el 87%, la casa es el mejor espacio para mantener conversaciones profundas.