A través de una encuesta realizada a 100 directores de empresas, el estudio levantó datos sobre la variedad y satisfacción de los temas que abordan y las competencias de los directores de empresas, entre otros. Este trabajo es la primera etapa de un estudio que se entregará a mediados de año.

Como un cambio de era. Así califica el momento que estamos viviendo en el país y a nivel mundial Pablo Bosch, presidente de Las Majadas de Pirque, centro de conversaciones que junto a la Facultad de Ingeniería Comercial de la Universidad de los Andes está realizando un estudio sobre los directorios en Chile.

 

La investigación se inició con una encuesta realizada de manera online, dos días antes de que se generará el estallido social hasta mediados de noviembre de 2019, y que recoge la opinión de 100 directores, de los cuales un 74% corresponde a grandes empresas (con más de 400 trabajadores).

 

El propósito de este estudio es conocer la composición de este grupo empresarial y cuáles son los principales temas que abordan y le interesan. Los resultados se entregarán a mediados de año, luego de realizar una segunda encuesta, a  fin de lograr datos comparativos que permitan conocer el escenario y el impacto que la crisis social ha tenido en los directorios de Chile, explica la decana de la Facultad, Karin Jürgensen. 

 

Para Pablo Bosch, sin duda hay un antes y un después.  “Todo va cambiar y los directores deben conversar respecto de cuál es el rol de la empresa y su impacto social. Para esto hay que hacer las preguntas incómodas y nuestra invitación es a fomentar y abrir la conversación en  todos los círculos”.

Conversatorio

Las primeras cifras y conclusiones de esta investigación fueron compartidas en un conversatorio con más de 15 directores de empresas en la Universidad de los Andes, ocasión donde cada uno entregó sus opiniones respecto de los desafíos para los gobiernos corporativos en el contexto actual.

 

Para Agathe Porthe, directora de la compañía de seguros BNP Paribas Cardif, el cambio de foco es uno de los desafíos relevantes que se deben asumir. “Los directorios se preocupan mucho de la rentabilidad –dato que se muestra en este estudio- y justamente después de este estallido uno debiera pensar más en el Environment Social Governance, comenta. 

 

Así también ocurre con la importancia que se le da algunos temas y cuán preparados o capacitados están para abordarlos. “El directorio, como todo equipo, debe manejarse de manera flexible, adaptarse a los nuevos tiempos, a los cambios y temas que van saliendo. Antes del 18 de octubre, era la ciberseguridad y la digitalización. Después de esta fecha, debemos pensar en el rol que juega la empresa dentro de la comunidad y cómo ayudar a los stakeholder”, sostiene el director de empresas y socio de Guerrero Olivos, Pedro Pellegrini.