Juntos a viñateros y autoridades de la comuna, Las Majadas de Pirque trabaja por un propósito común: transformar a esta comuna en un destino enoturístico a nivel internacional.

 

En el marco del Día Nacional del Vino que se celebró el 4 de septiembre, autoridades de gobierno y de la comuna de Pirque realizaron un recorrido por distintas viñas del sector. La actividad, que culminó en Las Majadas, tenía por objetivo presentar un proyecto, financiado por CORFO Metropolitano, que busca transformar a la comuna en un destino de enoturismo para la región y a nivel internacional.

La finalidad de este plan es crear un modelo de gestión asociativa con empresas ligadas al vino y hotelería de la zona, que promueva la comercialización de productos y servicios que se ofrecen, mediante un plan de negocios que, además, fortalezca la oferta del Valle de Maipo.

 “Necesitamos posicionar a Pirque en el mundo y así podremos posicionar sus vinos. Si lo hacemos bien, podremos emular buenos ejemplos de productores viñateros, organizados con autoridades, centros de estudio y la comunidad, como lo es el caso de Napa Valley”,  comentó Pablo Bosch, socio fundador de Las Majadas de Pirque.

Para la gerente comercial de Las Majadas, Carolina Muñoz, lo más destacable de esta iniciativa ha sido la articulación y colaboración entre empresas y el gobierno local para crear una estrategia donde cada uno aporta a este  objetivo común y de esta forma potenciar a Pirque como enodestino y promover el desarrollo de la comuna.

 

Antecedentes del proyecto

 

El 05 de julio del año 2017, la Municipalidad de Pirque y Las Majadas convocaron a viñateros de la zona a una primera reunión para conocer e identificar en conjunto, líneas estratégicas de trabajo colaborativo. En ese primer encuentro, también fue posible conocer los esfuerzos que el Municipio viene realizando desde hace un tiempo en esta materia. 

Desde esta primera reunión, las viñas Alyan, Haras de Pirque, William Fevre Chile y Lafken, junto a Las Majadas, han avanzado en la generación de confianzas y han iniciado una relación donde cada uno aportaría desde sus individualidades a la construcción de este destino enoturísico, que genere valor tanto a ellos como empresas, como a la comunidad que los acoge y a los miles de visitantes que llegan a esta comuna y no conocen la oferta que allí se está desarrollando. 

Cabe descartar que el potencial de este proyecto está íntimamente ligado a la ciudad de Santiago, en cuento a la posibilidad de integrar la oferta de productos y servicios que ofrece la Región Metropolitana, como el turismo gastronómico y de naturaleza, o de negocios y deportes, configurando un conjunto de experiencias de alto nivel, a lo que Pirque puede aportar a través de la cultura del vino y la identidad tradicional del campo chileno, además de tradiciones y valores propios de la ruralidad que aún se conservan en la comuna. 

 “Es cierto que los resultados de este trabajo no se verán de inmediato, pero se trata de un importante impulso para la zona y un ejemplo de lo que se puede lograr cuando actores relevantes del sector se reúnen y articulan para la gestión, y generan vínculos que promueven el trabajo colaborativo, para lograr políticas sostenibles y un impulso definitivo a una zona que lo necesita”, comenta la gerente comercial de Las Majadas.

Pablo Bosch, gerente general de Las Majadas; Carolina Undurraga, Seremi de Economía; y Gonzalo Pino, gerente general de Viña William Fevre.