Por Vicente Cuevas, Jefe de Tiendas de Viña Concha y Toro

En el turismo en Chile hay muchas oportunidades. Hoy por ejemplo, se están dando los primeros pasos para la construcción de la marca Valle del Maipo, desafío que ha requerido de varias instancias de encuentro para generar un concepto y una oferta atractiva. Es aquí cuando la colaboración entre el mundo público y privado se hace tangible y poderosa, porque precisamente son todos los actores involucrados los que deben trabajar para potenciar la construcción de un destino turístico, siendo capaces de satisfacer las necesidades de los turistas.

Yo no sé si hay tanta consciencia entre los santiaguinos, pero al menos en Pirque – lugar en el que Viña Concha y Toro desarrolla su oferta de turismo recibiendo a miles de visitantes al año-, se encuentran reunidos los tres tipos de turismo más demandados por los visitantes extranjeros en nuestro país: aventura, naturaleza y vino. El desafío está entonces en generar experiencias y productos de alta calidad para que los visitantes vivan momentos irrepetibles aquí, se queden y vuelvan.

Sin duda hay brechas de mejora en tecnología, capital humano, infraestructura, calidad de servicio y de oferta complementaria, pero mi sueño es que estas tierras sean reconocidas en Chile como un destino tan interesante como San pedro de Atacama o Torres del Paine. Imagino gigantografías en el aeropuerto de Santiago dando la bienvenida a Pirque, que haya muchos más hoteles y restaurantes, centros de información y servicios asociados; lo bueno es que tenemos todo lo necesario para lograrlo.

El turismo es una fuente de ingresos para el país que representa el 2,1% del PIB. En países desarrollados ese número alcanza un 6%, por lo que hay un tremendo potencial de crecimiento. Si somos capaces de hacer de Pirque un destino turístico consolidado, no sólo aumentarán las visitas, si no que seremos capaces de generar más empleos y mejor pagados, potenciar nuevos emprendimientos, el territorio contará con mejores accesos y servicios y todos seremos finalmente beneficiados.

Sobre Vicente Cuevas

Es ingeniero comercial de la UAI con un magister en Marketing de la misma casa de estudios. Su paso por la papelera le enseñó a comprender la dinámica de las grandes empresas y la importancia de la relación con los clientes. A fines de 2015, ingresó a un proceso en Viña Concha y Toro, justo en el momento en el que se estaba creando la SubGerencia de Tiendas, para finalmente incorporarse a ella para dar estructura comercial, instalar capacidades en la unidad de negocios del turismo y continuar con el desarrollo de esta importante área de negocios para la Viña.